Entrevista
Ing. Juan Carlos Benitez
Bienvenida
Les damos la bienvenida a nuestro sitio web, esperando sea de utilidad para cubrir sus expectativas e inquietudes sobre la Hidroponía y su práctica. 

Desde 2005 en Hidroponía Gdl, S.C.  hemos llevado a cabo una labor de enseñanza fundada en una est....
Leer Mas

Documentos
¿Que es un invernadero?
Muchas personas se maravillan con los invernaderos, ya sea por el tipo de su construcción o por las magníficas plantas que los habitan. Muchos países han explotado, la idea de los invernaderos, para convertirlos en verdaderas atracciones turísticas, inclusive como granjas y ranch....
Leer Mas

Agronegocios
La Importancia de Los Agronegocios.
Ya que La agricultura en su modelo tradicional no da respuesta a las necesidades del mundo actual.
Cuáles son estas necesidades:
Reducción de la pobreza.
Sostenibilidad del ambiente.
Conservación de biodiversidad.
Seguridad alimentaria.
S....
Leer Mas

Ubicacion
Morelos 1514. Col. Americana
Guadalajara, Jalisco



Helicicultura, una alternativa de Agronegocio

Su existencia en la tierra se remonta a la prehistoria de hecho antes de la aparición del hombre.
Los hombres primitivos se alimentaban de caracoles antes del descubrimiento del fuego,
A lo largo de la evolución humana, los caracoles han estado presentes en la alimentación, los griegos y romanos lo consumían y éstos últimos hasta los recolectaban y reproducían para consumirlos cuando les apeteciera.

Grandes aportes del caracol
Alimentación: La carne de este molusco ha incursionado en la gastronomía, formando parte de platillos exóticos y es de las preferidas por los paladares exigentes.
La carne del caracol además de ser exquisita es muy pobre en grasas del 0,5 a 0,8 %, en comparación con la carne de ternera y la de pollo cuyo contenido en grasa es de 11,5 % y el 12% respectivamente.
Es relativamente pobre en calorías de 60 a 80 por cada 100 g, es rica en proteínas de un alto valor biológico de 12 a 16 %, en sustancias minerales 1,5 % aprox. y en nitrógeno 2,5 %.
Cabe señalar que en las proteínas que contiene la carne de caracol están presentes casi la totalidad de los aminoácidos necesarios para el hombre 9 de 10 y en las proporciones requeridas para la síntesis proteica.
Adicionalmente con los huevos de caracol se prepara una especie de caviar blanco.

Para fines medicinales: Las proteínas de los caracoles actúan en la reconstrucción integral de los tejidos gástricos, ayudando a la cura de la úlcera.
Ayuda a combatir el raquitismo y es óptimo para el estado de lactancia.
Su alto tenor en ácidos grasos poli saturados ayuda a combatir el colesterol y es recomendado para las dietas especiales en casos de hiper-trigliceridemia e hiper- colesterolemia.

Al ser pobre en lípidos puede ser consumido por personas afectadas por problemas hepáticos, arteriosclerosis y obesidad.

Sector estético: La baba de caracol es una sustancia que segrega este molusco para poder construir y regenerar su cáscara y así poder disponer siempre de su característica defensa. Esta sustancia que nos puede resultar insignificante y hasta repugnante, es utilizada en cosmetología sobre todo en países como Francia y Alemania, donde se aplica para el cuidado, regeneración, cicatrización y mejora de la piel.

La cría del Caracol

 Es indispensable antes de emprender este negocio, conocer al detalle la fisiología de estos moluscos, sus estudios biológicos y el ciclo de desarrollo.
- Es fundamental manejar información sobre las patologías, afecciones y enemigos que puedan atentar contra su vida.
- Tener conocimientos sobre el manejo de sus hábitos de nutrición e higiene para mantener los criaderos en condiciones óptimas.
- Conocer la situación del mercado tanto nacional como internacional para colocar el producto.
- Un establecimiento helicicultor, el cual por lo general se inicia con caracoles de recolección (levantados en el campo donde viven en forma silvestre). Dado que últimamente esta actividad está teniendo mucha difusión, hay personas que realizan cursos sobre el tema incluyendo los caracoles

Sistema de cría
Antes de adquirir los caracoles, sobre todo para fines comerciales, es necesario conocer los diferentes sistemas en que se pueden criar, básicamente existen tres que son:
Sistema abierto - Cría extensiva: Esta se realiza a campo abierto en terrenos amplios vallados, con cierta sombra y declive además de vegetación apropiada para la alimentación del molusco.
Esta opción es más económica en cuanto a la inversión inicial y el gasto de mantenimiento, así también es más fácil su manejo, sin embargo la producción se retarda más porque deben respetarse los cambios estacionales con los consecuentes estudios biológicos del caracol.
Este sistema se adapta bien a las características climáticas de nuestro país.
Sistema productivo en recintos cerrados- cría Intensiva: Este tipo de sistema permitir la instalación de criaderos en regiones donde las condiciones climáticas no le son favorables al molusco. No obstante se requiere de una mayor inversión porque se necesita una infraestructura para mantener estable la temperatura y humedad.
Para llevar a cabo este sistema, será necesaria también mayor cantidad de mano de obra que los demás, afectando considerablemente la rentabilidad de la explotación.
Regularmente la cría intensiva se realiza en recintos cerrados, en mesas de cría de planos verticales lo que permite incrementar considerablemente la superficie de cría y obtener el mayor aprovechamiento de la superficie del local.
El ambiente de estas salas estará totalmente controlado respecto a la temperatura 18º c / 20ºC, humedad 75%/90% y foto período de 12 horas luz y 12 horas oscuridad para lograr el microclima ideal.
Es fundamental en este sistema de cría mantener un estricto control de la higiene, del alimento y de los parámetros climáticos para obtener éxito.

Sistema de cría mixta: Fundamentalmente el sistema se basa en adelantar unos meses la producción de los adultos, de esta forma se logra disponer de las crías a finales del invierno o principios de primavera, momento en el que se procede a realizar el engorde en parques al aire libre o invernaderos bajo condiciones climáticas naturales, reduciendo así el costo en sistemas de climatización y el costo en horas de trabajo necesarias para el mantenimiento de los caracoles.
Actualmente este tipo de sistemas son los más adecuados para una explotación controlada de caracoles. Es además muy benéfico para el helicicultor, porque cuando el animal es más fuerte y desarrollado tiene la libertad para ocuparse de los más pequeños que son más delicados.
La inversión inicial de este tipo de negocio va a depender del sistema de cría que se decida utilizar. Si el cultivo es extensivo se necesita más espacio y tiempo pero menos inversión; si se trata de cría intensiva, los dos primeros factores disminuyen pero aumenta la necesidad de capital.
Si se decide por practicar la cría extensiva, la primera camada lista para su venta se producirá a los dos años de iniciado el ciclo de producción. En el caso de la intensiva entre 8 meses a un año.

Comercialización del caracol
Una vez que están en óptimas condiciones, los caracoles se pueden vender vivos, congelados o enlatados mediante un proceso similar al de los productos del mar.
La forma de comercializarlos depende en general del comprador(si es local o internacional) y del destino que le vaya a dar al producto.
Para consumo interno, generalmente se vende vivo en los mercados para los restaurantes o a plantas elaboradoras que lo procesan para envasarlo.
Internacionalmente también se envían vivos en recintos refrigerados, o bien congelados para su consumo en restaurantes y enlatados con salsas especiales para consumo directo.
El precio del caracol dependerá del grado de elaboración que requiera el producto y de su destino. El precio internacional de exportación del caracol varía en cada país según la época del año y el tamaño del caracol, en promedio su precio es de 3 a 4.50 Dls/kg. Este precio incluye el costo, seguro y flete hasta el país comprador.
En el mercado interno se vende al consumidor final en alrededor de 6.50 u 8 dls. el kilo.
Para quienes estén interesados en emprender un negocio de este tipo, es necesario asociarse a través de cooperativas u otro tipo de entidades corporativas, de tal manera que sumen entre todos lo necesario para enviar contenedores completos por barco, que es el método más económico y práctico para la comercialización.

Fuente : www.trabajo.com.mx/helicicultura_el_negocio_del_futuro.htm