Entrevista
Ing. Juan Carlos Benitez
Bienvenida
Les damos la bienvenida a nuestro sitio web, esperando sea de utilidad para cubrir sus expectativas e inquietudes sobre la Hidroponía y su práctica. 

Desde 2005 en Hidroponía Gdl, S.C.  hemos llevado a cabo una labor de enseñanza fundada en una est....
Leer Mas

Documentos
Que es el Forraje Verde Hidroponico (FVH)?
El Forraje Verde Hidropónico (FVH) es una tecnología de producción de biomasa vegetal obtenida a partir del crecimiento inicial de las plantas en los estados de germinación y crecimiento temprano de plántulas de semillas viables. El FVH o “green fodder hydroponics” en un forraje....
Leer Mas

Agronegocios
Helicicultura, una alternativa de Agronegocio

Su existencia en la tierra se remonta a la prehistoria de hecho antes de la aparición del hombre.
Los hombres primitivos se alimentaban de caracoles antes del descubrimiento del fuego,
A lo largo de la evolución humana, los caracoles han estado presentes en la alime....
Leer Mas


Ubicacion
Morelos 1514. Col. Americana
Guadalajara, Jalisco



¿Que es el Cultivo Hidroponico?

A menudo, cuando hablamos de cultivo hidropónico, no descubrimos en nuestros interlocutores ningún signo de reconocimiento. Y cuando explicamos que se trata de un cultivo directo en el agua, sin tierra y por añadidura en plástico sustratos de piedras, estopas y polvos de coco, captamos esa mirada de tierna incredulidad o cargada de escepticismo, incluso de desaprobación y rechazo.
Y sin embargo nuestra tecnología representa uno de los desarrollos más sensacionales de los últimos años. Por otra parte, ya tiene un auge formidable en Australia, Canadá, en los Estados Unidos, Peru, Holanda e Israel, España por citar los países más conocidos.

La hidroponia es el arte de cultivar las plantas en el agua. La palabra viene del griego « hydro = agua », y « ponos = trabajo ». El concepto ha sido « reinventado » en la universidad de Berkeley, en California en 1930, por el Dr. W. E. Gericke. Pero este método de cultivo existe desde la noche de los tiempos.
Todos hemos oído hablar de los jardines colgantes de Babilonia, pero también aquellos pueblos que viven al borde de lagos de altas montañas como el «Titicaca» en Perú o el «Inle» en Myanmar, que cultivan sus huertos en paja sobre la superficie del agua, las colonias de jacintos de agua, las Chinampas Aztecas, o cualquier otro substrato local.
En el cultivo hidropónico, como en los lagos de montaña, las plantas viven por encima del agua y sus raíces están bañadas por una corriente dinámica de solución nutritiva.
A pesar de que una cierta cantidad de plantas como el arroz, los nenúfares o algunas plantas carnívoras se han adaptado bien a un medio poco oxigenado o enrarecido, la mayoría muestra poca tolerancia al deficiente suministro de oxígeno.
En efecto, cuando a una planta le falta oxígeno en su zona de raíces, se asfixia, aunque esté perfectamente regada. Una causa recurrente de la mortalidad de plantas de interior es debida justamente a un exceso de riego. Esto también suele ocurrir a menudo con el «hidrocultivo» (no confundir con el hidropónico), un sistema de cultivo en bandejas con mechas sumergidas en una solución nutritiva generalmente «dormida».
Las plantas se pueden desarrollar pues en el agua, pero las condiciones son importantes: es necesario que ésta sea «viva».
Hay que saber que, sea cual fuera el medio en el que se encuentren, tierra, aire o agua, las plantas absorben su alimento bajo forma de iones disueltos en presencia de oxígeno. En el agua, a medida que el alimento y el oxígeno se consumen, es necesario reemplazarlos. Es la misión de la hidroponia, sistema de cultivo fuera de la tierra, que estimula el crecimiento de la planta controlando la calidad del agua, los minerales y sobre todo el oxígeno disuelto en la solución nutritiva.
El concepto básico es muy simple: cuando las raíces de una planta están suspendidas en agua en movimiento, absorben el oxígeno rápidamente. Si el contenido de oxígeno es insuficiente, el crecimiento de la planta será más lento. Pero si la solución está saturada, el crecimiento de la planta se acelerará. La misión del cultivador es coordinar la aportación de agua, abono y oxígeno con las necesidades de la planta en forma optimizada para obtener un rendimiento excelente y productos de la mejor calidad.
Por ello se deben tener en cuenta algunos factores esenciales como la temperatura, el grado de humedad, la intensidad de la luz, el nivel de CO², la ventilación, la genética de la planta, etc., tal como lo haría cualquier jardinero atento...
JCB/2010